martes, 5 de abril de 2011

cultivo de repollo

Repollo verde: las hojas de afuera son verdes oscuras y las interiores van de verde pálido a verde claro.
- Repollo rizado: enrollado o rizado, con líneas onduladas verde-azul en las hojas, el repollo rizado le da una vista muy bonita al huerto o jardín.
- Repollo colorado o rojo (lombarda): esta variedad es generalmente más pequeña y más densa que las variedades de repollo para cabezas verdes. El sabor del repollo rojo es levemente picante y es muy susceptible al cambio de color de las hojas.
Variedades de repollos:
- Alba.
- Corazón de Buey (acorazonado).
- Lorena (acorazonado).
- Express (acorazonado).
- Jersey Wakefield (acorazonado).
- Mercado Copenhague (redondo).
- Golden Acre (redondo).
- Cabeza de Piedra (redondo).
- Languendijk (redondo).
- Tardío Negro (redondo).
- Brunswick (aplanado).
- Quintel de Alsacia (aplanado).
- San Dionisio (aplanado).
- Vela (híbrido).
- Unigreen Early (híbrido).
- Breco (híbrido).
- Rey de los precoces (híbrido).
- Colahat (híbrido).
- Roja oscura de Erfurt.
- Cabeza Negra.
- Roja de Langendijk.
Composición química del repollo:
Agua 90%
Hidratos de carbono 4% (fibra 1%)
Proteínas 3, 3%
Lípidos 0, 3%
Potasio 228 mg/100 g
Sodio 18 mg/100 g
Fósforo 4 mg/100 g
Calcio 40 mg/100 g
Hierro 1 mg/100 g
Vitamina C 65 mg/100 g
Vitamina A 0, 8 mg/100 g
CULTIVO DEL REPOLLO
El repollo es un vegetal duro que crece bien, especialmente en suelos fértiles.
Las plantas que ya han endurecido (cabeza), son tolerantes a las heladas y se pueden plantar a la entrada de la estación fría, en los huertos de vegetales.
El repollo se trasplanta fácilmente a raíz desnuda o en cajas que contienen bandejas con plantas germinadas (porta plantas).
Para repollo de salida de temporada, debe empezar a mediados de verano, porque la cabeza (repollo) crece durante la época fresca o fría del otoño.
Puede ser trasplantado o sembrado directamente en el huerto.
En verano, si es posible, ponga las semillas en lugares planos o en tablones donde haya protección contra el sol, ya sea natural o artificialmente.
Intente lo más que pueda, especialmente durante el verano, trasplantar en días nublados, o lluviosos para reducir el cambio de sol directo de verano.
Deje de 12 a 24 pulgadas de espacio entre las filas de plantas (surcos), dependiendo de la variedad y del tamaño de cabeza (repollo) deseado. Cuanto menos distancia, más pequeñas son las cabezas.
Siembre la semilla de repollo entre 1/4 a 1/2 pulgada de profundidad.
Las plantas raleadas (quitadas) se pueden trasplantar a otra fila o bandeja.
Utilice fertilizante iniciador (de entrada) cuando transplante y riegue fertilizante con nitrógeno a lado de las plantas, cuando las plantas estén a mitad de desarrollo.
Cultive superficialmente para reducir las malas hierbas.
Mantenga el suelo húmedo, lo cual es necesario durante toda la época de crecimiento para producir buen repollo.
Plagas y enfermedades:
- Oruga de la col.
- Pulgones.
- Gusanos grises.
- Gorgojo de las coles.
- Hernia o potra de las coles.
Recolección:
El repollo se puede cosechar en cualquier momento, después que las cabezas se han formado.
Para obtener altos rendimientos, corte las cabezas de repollo cuando están duras (firmes cuando se presionan con la mano) pero antes de que se agrieten o partan (rajen).
Cuando las cabezas maduran, una lluvia fuerte y repentina puede provocar que las cabezas se agrieten o abran.
Coseche y salve repollos con cabezas partidas cuanto antes, después que las descubra.
Además de cosechar las cabezas maduras de repollo plantadas en primavera, usted puede tener una cosecha de pequeñas cabezas que quedan de último (brotes de repollo).
Estos brotes crecen en los tallos cortados (tocones) de los vástagos.
Corte tan bajo (cerca del suelo) como sea posible, dejando las hojas abiertas del repollo intactas.
Los brotes que crecen en las axilas de estas hojas (ángulo entre la base de la hoja y del vástago arriba de ella) forman brotes más tarde.
Los brotes crecen entre 2 a 4 pulgadas de diámetro y se deben cosechar cuando están firmes. Repollo verde: las hojas de afuera son verdes oscuras y las interiores van de verde pálido a verde claro.
- Repollo rizado: enrollado o rizado, con líneas onduladas verde-azul en las hojas, el repollo rizado le da una vista muy bonita al huerto o jardín.
- Repollo colorado o rojo (lombarda): esta variedad es generalmente más pequeña y más densa que las variedades de repollo para cabezas verdes. El sabor del repollo rojo es levemente picante y es muy susceptible al cambio de color de las hojas.
Variedades de repollos:
- Alba.
- Corazón de Buey (acorazonado).
- Lorena (acorazonado).
- Express (acorazonado).
- Jersey Wakefield (acorazonado).
- Mercado Copenhague (redondo).
- Golden Acre (redondo).
- Cabeza de Piedra (redondo).
- Languendijk (redondo).
- Tardío Negro (redondo).
- Brunswick (aplanado).
- Quintel de Alsacia (aplanado).
- San Dionisio (aplanado).
- Vela (híbrido).
- Unigreen Early (híbrido).
- Breco (híbrido).
- Rey de los precoces (híbrido).
- Colahat (híbrido).
- Roja oscura de Erfurt.
- Cabeza Negra.
- Roja de Langendijk.
Composición química del repollo:
Agua 90%
Hidratos de carbono 4% (fibra 1%)
Proteínas 3, 3%
Lípidos 0, 3%
Potasio 228 mg/100 g
Sodio 18 mg/100 g
Fósforo 4 mg/100 g
Calcio 40 mg/100 g
Hierro 1 mg/100 g
Vitamina C 65 mg/100 g
Vitamina A 0, 8 mg/100 g
CULTIVO DEL REPOLLO
El repollo es un vegetal duro que crece bien, especialmente en suelos fértiles.
Las plantas que ya han endurecido (cabeza), son tolerantes a las heladas y se pueden plantar a la entrada de la estación fría, en los huertos de vegetales.
El repollo se trasplanta fácilmente a raíz desnuda o en cajas que contienen bandejas con plantas germinadas (porta plantas).
Para repollo de salida de temporada, debe empezar a mediados de verano, porque la cabeza (repollo) crece durante la época fresca o fría del otoño.
Puede ser trasplantado o sembrado directamente en el huerto.
En verano, si es posible, ponga las semillas en lugares planos o en tablones donde haya protección contra el sol, ya sea natural o artificialmente.
Intente lo más que pueda, especialmente durante el verano, trasplantar en días nublados, o lluviosos para reducir el cambio de sol directo de verano.
Deje de 12 a 24 pulgadas de espacio entre las filas de plantas (surcos), dependiendo de la variedad y del tamaño de cabeza (repollo) deseado. Cuanto menos distancia, más pequeñas son las cabezas.
Siembre la semilla de repollo entre 1/4 a 1/2 pulgada de profundidad.
Las plantas raleadas (quitadas) se pueden trasplantar a otra fila o bandeja.
Utilice fertilizante iniciador (de entrada) cuando transplante y riegue fertilizante con nitrógeno a lado de las plantas, cuando las plantas estén a mitad de desarrollo.
Cultive superficialmente para reducir las malas hierbas.
Mantenga el suelo húmedo, lo cual es necesario durante toda la época de crecimiento para producir buen repollo.
Plagas y enfermedades:
- Oruga de la col.
- Pulgones.
- Gusanos grises.
- Gorgojo de las coles.
- Hernia o potra de las coles.
Recolección:
El repollo se puede cosechar en cualquier momento, después que las cabezas se han formado.
Para obtener altos rendimientos, corte las cabezas de repollo cuando están duras (firmes cuando se presionan con la mano) pero antes de que se agrieten o partan (rajen).
Cuando las cabezas maduran, una lluvia fuerte y repentina puede provocar que las cabezas se agrieten o abran.
Coseche y salve repollos con cabezas partidas cuanto antes, después que las descubra.
Además de cosechar las cabezas maduras de repollo plantadas en primavera, usted puede tener una cosecha de pequeñas cabezas que quedan de último (brotes de repollo).
Estos brotes crecen en los tallos cortados (tocones) de los vástagos.
Corte tan bajo (cerca del suelo) como sea posible, dejando las hojas abiertas del repollo intactas.
Los brotes que crecen en las axilas de estas hojas (ángulo entre la base de la hoja y del vástago arriba de ella) forman brotes más tarde.
Los brotes crecen entre 2 a 4 pulgadas de diámetro y se deben cosechar cuando están firmes. Repollo verde: las hojas de afuera son verdes oscuras y las interiores van de verde pálido a verde claro.
- Repollo rizado: enrollado o rizado, con líneas onduladas verde-azul en las hojas, el repollo rizado le da una vista muy bonita al huerto o jardín.
- Repollo colorado o rojo (lombarda): esta variedad es generalmente más pequeña y más densa que las variedades de repollo para cabezas verdes. El sabor del repollo rojo es levemente picante y es muy susceptible al cambio de color de las hojas.
Variedades de repollos:
- Alba.
- Corazón de Buey (acorazonado).
- Lorena (acorazonado).
- Express (acorazonado).
- Jersey Wakefield (acorazonado).
- Mercado Copenhague (redondo).
- Golden Acre (redondo).
- Cabeza de Piedra (redondo).
- Languendijk (redondo).
- Tardío Negro (redondo).
- Brunswick (aplanado).
- Quintel de Alsacia (aplanado).
- San Dionisio (aplanado).
- Vela (híbrido).
- Unigreen Early (híbrido).
- Breco (híbrido).
- Rey de los precoces (híbrido).
- Colahat (híbrido).
- Roja oscura de Erfurt.
- Cabeza Negra.
- Roja de Langendijk.
Composición química del repollo:
Agua 90%
Hidratos de carbono 4% (fibra 1%)
Proteínas 3, 3%
Lípidos 0, 3%
Potasio 228 mg/100 g
Sodio 18 mg/100 g
Fósforo 4 mg/100 g
Calcio 40 mg/100 g
Hierro 1 mg/100 g
Vitamina C 65 mg/100 g
Vitamina A 0, 8 mg/100 g
CULTIVO DEL REPOLLO
El repollo es un vegetal duro que crece bien, especialmente en suelos fértiles.
Las plantas que ya han endurecido (cabeza), son tolerantes a las heladas y se pueden plantar a la entrada de la estación fría, en los huertos de vegetales.
El repollo se trasplanta fácilmente a raíz desnuda o en cajas que contienen bandejas con plantas germinadas (porta plantas).
Para repollo de salida de temporada, debe empezar a mediados de verano, porque la cabeza (repollo) crece durante la época fresca o fría del otoño.
Puede ser trasplantado o sembrado directamente en el huerto.
En verano, si es posible, ponga las semillas en lugares planos o en tablones donde haya protección contra el sol, ya sea natural o artificialmente.
Intente lo más que pueda, especialmente durante el verano, trasplantar en días nublados, o lluviosos para reducir el cambio de sol directo de verano.
Deje de 12 a 24 pulgadas de espacio entre las filas de plantas (surcos), dependiendo de la variedad y del tamaño de cabeza (repollo) deseado. Cuanto menos distancia, más pequeñas son las cabezas.
Siembre la semilla de repollo entre 1/4 a 1/2 pulgada de profundidad.
Las plantas raleadas (quitadas) se pueden trasplantar a otra fila o bandeja.
Utilice fertilizante iniciador (de entrada) cuando transplante y riegue fertilizante con nitrógeno a lado de las plantas, cuando las plantas estén a mitad de desarrollo.
Cultive superficialmente para reducir las malas hierbas.
Mantenga el suelo húmedo, lo cual es necesario durante toda la época de crecimiento para producir buen repollo.
Plagas y enfermedades:
- Oruga de la col.
- Pulgones.
- Gusanos grises.
- Gorgojo de las coles.
- Hernia o potra de las coles.
Recolección:
El repollo se puede cosechar en cualquier momento, después que las cabezas se han formado.
Para obtener altos rendimientos, corte las cabezas de repollo cuando están duras (firmes cuando se presionan con la mano) pero antes de que se agrieten o partan (rajen).
Cuando las cabezas maduran, una lluvia fuerte y repentina puede provocar que las cabezas se agrieten o abran.
Coseche y salve repollos con cabezas partidas cuanto antes, después que las descubra.
Además de cosechar las cabezas maduras de repollo plantadas en primavera, usted puede tener una cosecha de pequeñas cabezas que quedan de último (brotes de repollo).
Estos brotes crecen en los tallos cortados (tocones) de los vástagos.
Corte tan bajo (cerca del suelo) como sea posible, dejando las hojas abiertas del repollo intactas.
Los brotes que crecen en las axilas de estas hojas (ángulo entre la base de la hoja y del vástago arriba de ella) forman brotes más tarde.
Los brotes crecen entre 2 a 4 pulgadas de diámetro y se deben cosechar cuando están firmes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada